AYOTZINAMA: Una cartografìa de la violencia

#AristeguiEnVivo (Comparte)

miércoles, junio 10, 2015

AMLO: cuartel chilango

De La Jornada
Astillero
Remodelación de escaparates
EPN: triunfalista
AMLO: cuartel chilango
PAN: desmemoria 2006
Julio Hernández López

Foto
ANUNCIA EL MAGISTERIO DEMOCRÁTICO MÁS MOVILIZACIONES. Enrique Enríquez, Adelfo Alejandro, Rubén Núñez, Juan José Ortega y Víctor Rodríguez, dirigentes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, advirtieron en conferencia de prensa que seguirá la lucha por la abrogación de la reforma educativa y exigieron al gobierno federal sacar al Ejército y la Policía Federal de las comunidades y regiones que mantiene ocupadas desde la víspera de la jornada electoralFoto María Meléndrez Parada

Enrique Peña Nieto tomó los resultados de la contienda electoral y los abonó a su cuenta. A pesar de la baja participación cívica y de las graves explosiones violentas en estados del sur (en Tlapa, Guerrero, la Policía Federal dejó un joven muerto, Antonio Vivar Díaz, en una operación despiadada contra la población para recuperar efectivos retenidos), el mexiquense se colocó discursivamente como fuente original de las presuntas bendiciones democráticas habidas, pues éstas derivarían de las reformas estratégicas pactistas, que así le estarían dando legitimidad a mitad de camino para impulsar con más fuerza (o imponer, según el fraseo que se escoja) las restantes, sobre todo la educativa y la energética. A sus haberes también cargó EPN la novedad de los candidatos independientes, saludando el triunfo de algunos de éstos. Su discurso de después de los comicios quedó así situado en la complacencia de la convalidación del sistema que él desprende de la jornada dominical y en un presunto cheque democrático para continuar con su proyecto político.
2.- Andrés Manuel López Obrador ganó muy poco a escala nacional pero mucho, suficiente, en la capital del país, convertido ya en el cuartel general de campaña rumbo a la tercera acometida en pos de la Presidencia de la República. Los primeros resultados de los comicios permitieron al tabasqueño retomar el rol que más le acomoda, el del líder implacable en la defensa de resultados en entredicho, el peleador callejero que no se amedrenta ante los poderosos (o, en el caso, ex poderosos) del barrio (ya llegará más adelante la faceta de la República Amorosa). El saco de golpeo ha sido el partido que dejó para fundar el propio, el de la Revolución Democrática, que perdió el control histórico de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal y el dominio en las jefaturas delegacionales que, por lo demás, no quedará necesariamente en los números emitidos durante el cómputo final (seis para el PRD y cinco para Morena), pues el nuevo partido impugnará los resultados oficiales en varias demarcaciones, entre ellas la de Iztapalapa, cuyo padrón es la joya de la corona electoral chilanga. La batalla entre hermanos separados ha abierto la puerta con más amplitud al PRI (que ahora presume haber ganado tres delegaciones y cuando menos un par de diputaciones locales de mayoría, entre ellas la de la hija de Rosario Robles) y al PAN (que a su enclave tradicional de la Benito Juárez ahora sumó la Miguel Hidalgo que había perdido frente a las huestes saqueadoras de Amalia García). Pero la retoma de la ciudad de México revitaliza la figura, el discurso y las aspiraciones presidenciales de AMLO.
3.- Los Chuchos tratan de poner buena cara (reformista) al pésimo tiempo (no sólo electoral). En el confesionario público que ahora constituye Twitter, tanto Carlos Navarrete como Jesús Ortega han proclamado su disposición a enfrentar con autocrítica y ánimos correctivos lo que le ha sucedido al partido en el que los llamados chuchos son máximos dirigentes. Ortega y otros altos cuadros del sol azteca han hecho incluso señalamientos contra quienes desean destruir a la organización proveniente del Frente Democrático Nacional de 1988. La tonalidad discursiva del perredismo en declive no tiene profundidad ni grandes alcances, porque se produce justamente en la derrota, que si bien aún no lo es plenamente en lo numérico (a escala nacional el sol azteca tiene cifras por encima de Morena) sí lo es en el posicionamiento político, como fuerza decadente, entre crecientes demandas de que la actual dirección renuncie y aires de venganza provenientes de la corriente bejaranista que fue desplazada en el reparto de candidaturas.
4.- En la remodelación de escaparates partidistas, Acción Nacional optó por el modelo Desmemoria 2006 y anunció una pasteurizada lucha contra los resultados electorales por diferencia mínima. Así fue que Jorge Luis Preciado, el contlapache de Gustavo Madero que busca una gubernatura, se decantó por una movilización contra las irregularidades en el conteo que a su entender favorecen al enviado de Los Pinos para encargarse de las recaudaciones en Manzanillo, perdón, en Colima, el ex subsecretario de Comunicaciones y Transportes José Ignacio Peralta. Hoy habrá otra caminata, que no marcha, en San Luis Potosí, donde la panista Sonia Mendoza se resiste a reconocer la victoria del priísta Juan Manuel Carreras (no la desconoce, pero señala que hay incidencias en el proceso dominical que podrían cambiar el desenlace hasta ahora anunciado en favor del Revolucionario Institucional). A esta protesta pública asistirá Gustavo Madero, pero la nota más contradictoria (por usar un término generoso) la aportó Felipe Calderón al tuitear que Es importante revisar bien resultados de las actas en SLP y Colima para evitar cualquier duda en elección de gobernador, como si el michoacano no se hubiese alzado con el poder en 2006 a partir de una diferencia oficial mínima y en medio de un amplio reclamo social de revisión de actas mediante la consigna, que ahora parecen enarbolar Madero y Calderón, de voto por voto, casilla por casilla.
5.- En un país menos adormecido habría sido socialmente traumática la confabulación de personajes con fama televisiva para promover tramposamente y con fundados visos de comercialización corrupta a un partido tan impugnado como es el llamado Verde. Pero, a pesar de las evidencias de sucio comportamiento cívico, los involucrados (estrellas y televisoras) sólo dejan pasar el tiempo, en tributo al olvido y la desfachatez. Una disculpa extraoficial habla de que esos famosos entregan sus cuentas de Internet a agencias de publicidad. Lo cierto es que esa franja de opinantes por dinero se inscribieron en el abanico de prácticas inmorales de un partido especialmente relacionado con los dueños de las televisoras dominantes.
¡Hasta mañana, con Manuel Velasco Coello como principal suministrador de votos, desde Chiapas y para el conteo nacional, al mencionado Verde Delincuente!
Twitter: @julioastillero
Facebook: Julio Astillero

No hay comentarios:

Publicar un comentario