#AristeguiEnVivo (Comparte)

Ayotzinapa. Herida Abierta

martes, agosto 11, 2015

Abogados de Nadia y activistas piden citar a los dos últimos titulares de SSP en Veracruz

De Plumas Libres

www.fotover.com.mx
www.fotover.com.mx
Ciudad de México. (SinEmbargo).– Desde el pasado martes 4 de agosto, los abogados de la familia de Nadia Vera Pérez que coadyuvan en la investigación por el multihomicidio en la colonia Narvarte entregaron a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) una solicitud de citatorio a los dos últimos secretarios de Seguridad Pública del Gobierno de Veracruz.
 
Esto, explican David Peña y Karla Micheele Salas, porque en los antecedentes denunciados tanto por la antropóloga y activista como por el fotorreportero Rubén Espinosa Becerril se establece que quienes llevaban a cabo el hostigamiento contra los hoy asesinados eran agentes a cargo de esta dependencia.
“Hemos solicitado desde la coadyuvancia que se cite al ex Secretario de Seguridad Pública (general Sergio López Esquer), y actual Secretario (Arturo Bermúdez Zurita), justo porque las denuncias públicas de Nadia y de Rubén señalan a elementos de Seguridad Pública, porque justo lo que nos interesa es profundizar en la actuación de estos elementos”, dice Peña.
“Pero al día de hoy no los han citado. Y está muy bien lo de (citar al Gobernador) Duarte, pero a quienes estamos señalando es a los secretarios de Seguridad Pública. Para poder establecer una línea de mando y hacer un entramado, porque para nosotros es importante poder establecer la responsabilidad”, agrega Salas.
Los abogados coadyuvantes fueron entrevistados anoche, horas después de que el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, anunciara que un equipo de agentes del Ministerio Público capitalino tomarán declaración al Gobernador Javier Duarte como parte de la investigación.
Para Peña y Salas, sin embargo, la medida parece más “mediática” debido, informaron, a que en los 10 días transcurridos desde el crimen, la PGJDF no ha profundizado en la investigación sobre el entorno de amenazas que vivían dos de las cinco víctimas -Vera y Espinosa- y porque han sido sólo ellos quienes han procurado estas pruebas –como las entrevistas en las que se hacen las denuncias- al Ministerio Público.
“La declaración (de Duarte) nos parece importante; sin embargo, el estado que guarda la investigación ha impedido que se profundice en la línea política como un móvil para el asesinato de los cinco; en particular de Nadia y de Rubén”, dice Peña.
“Nuestro interés por estos testimonios es porque, desafortunadamente, en el expediente no está la línea de la posible intervención de agentes estatales de Veracruz. Y más allá de las declaraciones mediáticas, de que no se descarta ninguna línea, lo cierto es que no los han citado”, agrega Salas.
El anuncio de Mancera se dio horas después de que, en Veracruz, Duarte declarara ante medios –a los que no permitió preguntas- que el multihomicidio registrado el 31 de julio en la colonia Narvarte correspondía a las autoridades del Distrito Federal.
La relevancia de investigar a los agentes de Seguridad Pública estatal fue también planteada por Daniela Pastrana, directora de la Red de Periodistas de a Pie y quien recordó que debieron ser agentes policiacos quienes obligaron al fotorreportero hoy asesinado a borrar material fotográfico el 14 de septiembre de 2013, durante un desalojo en Xalapa, hecho que motivó su única denuncia en aquella entidad.
También, dijo Pastrana, al Gobernador Duarte se le puede preguntar por el entorno de hostigamiento denunciado no sólo Espinosa, sino por otros periodistas de aquella entidad que, por diversos medios, han señalado que agentes de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado les toman fotografías y las integran en un registro.
Habría que preguntarle si su administración lleva un registro fotográfico de periodistas, como indican diversos testimonios. También, preguntarle quién dio la orden de borrar las fotografías del desalojo en la Plaza Lerdo, como lo denunció Rubén después del 14 de septiembre de 2013, porque fue un desalojo en el que debe haber participado la policía”, dijo la reportera.
Asimismo, agregó, al Ejecutivo estatal se le puede preguntar por las declaraciones que hizo en junio, cuando dijo que “algunos de los trabajadores de los medios de información tienen vínculos con estos grupos y quedan expuestos”.
Nadia Vera, que también formó parte del movimiento #YoSoy132, narró en una entrevista de 2012 que dio al medio Plumas Libres la forma en la que policías desarticularon una manifestación de estudiantes el 20 de Noviembre de ese año, y cómo, sin explicación ni cargos, agentes “vestidos de civil” golpearon a varios y otros los detuvieron.
“Lo único que íbamos a hacer era manifestarnos pacíficamente; la idea era desplegar unos pancartas y repartir unos globos con pequeños mensajes políticos. Pero antes de que ocurriera eso, había como un operativo previsto para desarticularnos en el evento del desfile (…) El primer grupo estaba por bajar a Plaza Lerdo, les interrumpen el paso y les dicen que no pueden ingresar a la plaza, empiezan a agredirlos, y los suben a la patrulla, y sin cargos, sin hacer nada, iban caminando tranquilamente, y detienen a estos cinco compañeros”, dijo Vera ante la cámara.
“Me encuentro a un compañero periodista y le pido que tome fotos. Gracias a que este compañero se acerca, y empieza a tomar fotos, dejan de golpearlos de la manera que estaban haciendo; medio los sueltan, empiezan a forcejear, primero se llevan a uno y yo me quedé grabando al otro compañero que también lo estaban golpeando y le estaban quitando sus cosas (…) Entonces, mientras estoy grabando que la están golpeando y arrastrando, llegan por mí otras mujeres, me quitan el celular, nunca me lo quitan, tengo foto de la policía vestida de civil que me robó el celular, eh, y me agarran entre dos y me empiezan a jalar, y les digo que voy caminando tranquila, que las acompaño pero que no me golpeen, y llegando a la esquina me empiezan a arrastrar también a mí y se empieza a hacer un forcejeo”, agregó.
MÁS INCONSISTENCIAS
Peña y Salas precisaron ayer que, de acuerdo con la información que consta en el expediente, quedó acreditado que Mile Virginia Martín, de 29 años, tenía 15 días de haber llegado a vivir al departamento 401 de Luz Saviñón 1909, donde el viernes 31 de julio fue asesinada junto a Vera Pérez, de 32; Rubén Espinosa, de 31; Yesenia Quiroz, de 18, y Alejandra Negrete, de 40.
Comentaron también que la investigación presenta un desarrollo “raro”, debido a que se indaga un supuesto robo, pero el vehículo Mustang que se observa en el video de la cámara de Seguridad Pública y que se lleva uno de los sospechosos fue abandonado sin haber sido desvalijado. También, cuestionaron,  parece improbable que el único detenido –identificado como Daniel Pacheco Gutiérrez, de 41 años y con antecedentes penales- haya sido encontrado, cuatro días después del crimen, en su casa, sin indicios de estar huyendo. Pacheco, además, comentaron, apareció con un golpe en el ojo en la fotografía difundida por la PGJDF y no ratificó ante el Poder Judicial lo que declaró ante el Ministerio Público capitalino.
La forma en la que la PGJDF ha investigado el crimen fue motivo de cuestionamiento ayer también por parte de la familia de Vera Pérez, que desde Chiapas denunció, como han hecho varias fuentes con acceso al expediente, que la línea de un probable móvil político no ha sido seguida.
“Tenemos muchas preguntas para la Procuraduría del Distrito Federal, institución de la que aún esperamos respuestas: ¿Qué declaraciones relevantes han hecho los testigos claves sobre el caso? ¿Por qué la actividad de Nadia como activista no es contemplada como un hecho que la colocó en una situación de vulnerabilidad? ¿Por qué no se ha tomado en cuenta el contexto de violencia e inseguridad además de la agresión directa por parte del estado de Veracruz a grupos de estudiantes y activistas a los que Nadia perteneció?”, cuestionó Mirtha Luz Pérez Robledo, madre de la víctima.
“¿Cuál es la explicación de tanta saña en el crimen? ¿Qué implica que el arma utilizada en el crimen haya sido utilizada por primera vez y sea un arma con silenciador? ¿Por qué se filtra la información a los medios de comunicación, si con ello se pone en peligro a los familiares de la víctimas? ¿Por qué no se le permitió rápidamente el acceso del expediente a los abogados y sí a los medios de comunicación¿ ¿Por qué no se le permitía declarar a los amigos y familiares de las víctimas que querían aportar más información? ¿Por qué se ha priorizado el robo y se han minimizado otras líneas de investigación?”, agregó desde el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas.
DUARTE DECLARARÁ HOY ANTE LA PGJDF
El Jefe de Gobierno del Distrito Federal informó ayer que dio instrucciones a la PGJDF para ir a Veracruz a tomar la declaración del Gobernador Javier Duarte de Ochoa en relación al asesinato del fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril, de la activista Nadia Vera, de Yesenia Quiroz, Olivia Alejandra Negrete Avilés y la ciudadana colombiana Mile Virginia Martínez, ocurridos el 31 de julio en la colonia Narvarte de esta capital.
“He dado la instrucción a la Procuraduría General de Justicia de esta capital para que el día de mañana [hoy, martes 11 de agosto] se traslade el subprocurador de Averiguaciones Previas Centrales con un equipo de ministerios públicos y oficiales secretarios, a fin de que en coordinación con el gobierno de Veracruz puedan tener la declaración en relación a los hechos”, dijo Mancera Espinosa en conferencia de prensa.
El mandatario sostuvo que ya se comunicó vía telefónica con Duarte de Ochoa a fin de notificarle que se requiere su “declaración directa”.
Cuestionado sobre los motivos que dio el Gobernador veracruzano para no presentarse a la Procuraduría capitalina, Mancera dijo: “nosotros debemos cuidar los procedimientos de estilo, para el efecto de las inmunidades en su carácter de Gobernador”.
Dada la importancia de este evento, y que él no mostró objeción, se dio las instrucciones para que el día de mañana” la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) tome declaración desde Veracruz a Duarte en coordinación con la fiscalía de este estado, detalló.
Se trata de la primera vez que un Gobernador es llamado a declarar en relación a un asesinato.
Tanto Rubén Espinosa como Nadia Vera dejaron Veracruz luego de denunciar hostigamiento por parte de las autoridades. Nadia responsabilizó directamente a Javier Duarte de Ochoa por cualquier agresión hacia su persona.
El Gobernador Javier Duarte de Ochoa dijo en una conferencia de prensa concedida ayer por la mañana –en la que no se aceptaron preguntas– que el multihomicidio de la colonia Narvarte es un caso que corresponde a las autoridades del Distrito Federal y no al estado de Veracruz. Aseguró que de los 11 homicidios registrados en Veracruz durante su mandato, ocho son atraídos por la Procuraduría General de la República (PGR) y los tres restantes han sido resueltos por la Fiscalía del Estado.
Duarte de Ochoa difundió la tarde de ayer, a través de su cuenta de Twitter, una carta dirigida al Jefe de Gobierno del DF en la que dice: “de conformidad con las conversiones telefónicas que hemos sostenido referentes a los lamentables hechos acontecidos el pasado 31 de julio en la colonia Narvarte en la el Distrito Federal, por medio de estas líneas le reitero la absoluta disposición de mi gobierno de ofrecerle toda la colaboración institucional y aportar la información que la Procuraduría General de Justicia requiera en esta investigación”.
El mandatario, quien es miembro del Partido Revolucionario Institucional (PRI), dijo que “desde el momento en que los agentes del Ministerio Público del Distrito Federal requirieron copias de posibles denuncias que se hubiesen presentado por las víctimas de este caso, el Fiscal General de Veracruz [Luis Ángel Bravo Contreras] dio contestación inmediata”.
“He escuchado de manera reiterada que se habla de impunidad en todos los casos de periodistas muertos en Veracruz. Quiero precisar que de 11 homicidios, ocho han sido atraídos por la Procuraduría General de la República (PGR) por existir elementos de federabilidad”, dijo Javier Duarte esta mañana en la conferencia de prensa. Comentó que los tres casos atendidos por la Fiscalía General del Estado de Veracruz son los de la corresponsal de Proceso, Regina Martínez; el de Gregorio Jiménez de la Cruz y el de José Moisés Sánchez Cerezo. Dijo que cada uno de ellos “han sido esclarecidos”.
Con respecto al caso del fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril, quien abandonó Xalapa, la capital veracruzana, tras denunciar amenazas hacia su persona, el Gobernador mostró en la conferencia de prensa un video en el que, dijo, Rubén discutió con “manifestantes encapuchados” durante la cobertura que hizo de una protesta en contra de las agresiones cometidas a universitarios de Xalapa, cinco de los cuales fueron atacados días antes con palos y machetes.
Duarte de Ochoa dijo que un día después de esta manifestación el colaborador de Proceso y Cuartoscuro abandonó la entidad. “Eso lo sabemos no porque estuviéramos espiando, sino porque él mismo lo hizo público”, comentó.
Cuestionado sobre si estaría dispuesto a comparecer ante el Congreso por los comentarios de organismos civiles que lo responsabilizan de la muerte de Rubén Espinosa y de Nadia Vera, el mandatario dijo: ”Primero que nada quiero señalar que este es un caso que ocurrió en el Distrito Federal, no en Veracruz”.
“Nosotros hemos puesto a su disposición nuestro respaldo siendo que dos de esas víctimas, que fueron asesinadas en la colonia Narvarte, residieron recientemente en Xalapa, esa es la única relación”. Posteriormente insistió: ”Quienes son los responsables del esclarecimiento y de la resolución de esta caso son las autoridades del DF”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario