#AristeguiEnVivo (Comparte)

Ayotzinapa. Herida Abierta

jueves, julio 21, 2016

Diazordacismo de Velasco Coello

De La Jornada
Astillero

Doble desalojo
En San Cristóbal LC y en CDMX
Diazordacismo de Velasco Coello
Oaxaca: violar en Jueves Santos

Julio Hernández López

AGRESIÓN A DOCENTES EN SAN CRISTOBAL. Unas 200 personas con palos, machetes y armas de fuego, acompañadas por policías municipales y estatales, atacaron este mediodía el bloqueo que docentes, estudiantes, padres de familia, representantes de más de medio centenar colonias de la ciudad e integrantes de diversas organizaciones mantenían en la carretera San Cristóbal-Tuxtla Gutiérrez. Durante la agresión dos personas resultaron heridas. El gobierno de Chiapas se deslindó de toda participación directa en los hechosFoto Colectivo Tragameluz

Fue un doble desalojo: al presentar en la capital del país su modelo educativo, que es absolutamente rechazado en términos procesales y conceptuales por los representantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), el secretario de Educación Pública botó virtualmente a tales opositores de la mesa de diálogo que sobre esos temas específicos se había instalado en la Secretaría de Gobernación. En San Cristóbal de las Casas, Chiapas, civiles armados y embozados retiraron por la fuerza, y con el apoyo de policías estatales y municipales, a quienes tenían allí un plantón desde el 27 de junio en apoyo a la lucha de los profesores.

En la Ciudad de México, el profesor Juan Díaz de la Torre asumió el rol del actor bueno, en un alterno plan oficialista de defensa del magisterio bien portado. Estrenando caracterización, el secretario general del hasta ahora tan doblegado Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) se permitió osadías retóricas para entusiasmar al respetable público: revisarán y examinarán el modelo educativo y la propuesta curricular para la educación obligatoria, conforme fue presentado ese paquete por el jefe Aurelio Nuño Mayer (vaya método de trabajo tan pedagógico: primero dizque evalúan a los profesores, los castigan y los corren, y después analizan y consultan: mátalos laboralmente y luego viriguas). Pero, llegado el caso, analizaremos los posibles impactos laborales y profesionales para demandar, si es el caso, el respeto irrestricto a los derechos de los trabajadores. Zas. Durísima postura retórica del comisionado de Los Pinos en el SNTE, programadamente envalentonado (¡este Nuño sí se ve!), siempre con el ejemplo carcelario de su antecesora para recordarle deberes de obediencia a la superioridad, y así subirle o bajarle al volumen de la combatividad, conforme a las necesidades patronales.
Al gobernador Manuel Velasco Coello le tocó cumplir con el papel del malo. El Verde mandatario tiene la responsabilidad inmediata del desalojo de un plantón que llevaba semanas en un tramo de la carretera de San Cristóbal de las Casas a Tuxtla Gutiérrez. Muy agobiado por tanto problema que le estalla sin que él atine a resolver algo, el esposo de la cantante y actriz Anahí Giovanna Puente Portilla de Velasco decidió, o le hicieron decidir, el uso de personas con el rostro cubierto que arremetieron físicamente contra quienes estaban en protesta, dispararon armas de fuego, quemaron casas de campaña y causaron destrozos varios, ante la complaciente mirada de los agentes que, según dijeron, estaban ahí para evitar un enfrentamiento entre particulares.
El método embozado que escogió o le hicieron escoger a Velasco Coello resulta significativamente peligroso en las circunstancias actuales. Ya había hecho ese gobernador una evocación del diazordacismo (hemos sido tolerantes a excesos criticables, dijo MVC) y ahora ha dado forma material a esa referencia, al utilizar civiles para agredir a otros, los primeros bajo protección de las policías y los segundos absolutamente abandonados ante las agresiones. Los desalojados aseguraron que hubo cuando menos un herido de bala (Rumualdo Guadalupe o Guadalupeño Urbina) y unas 30 personas con lesiones diversas. Ya no se cometió en esta ocasión el error del ataque directo de policías federales con armas de fuego, como en Nochixtlán, sino el respeto policiaco al enojo de civiles que hicieron presunta justicia por propia mano.
No está de más recordar que San Cristóbal de las Casas tiene todas las resonancias relacionadas con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, que en 1994 le declaró la guerra al Estado mexicano. Y que este mismo neozapatismo aportó recientemente víveres y ayuda material a los manifestantes, cuyo significado va más allá de la cuantía física. En la sorda lucha por la sucesión de 2018 hay piezas mal ajustadas en el verdepriísmo chiapaneco, donde el gobernador Velasco Coello no garantiza la adecuada marcha del aparato estatal, debido a problemas internos y a una evidente falta de oficio político. Con la crisis actual no ha podido el joven mandatario, cuyas originales aspiraciones presidenciales se han convertido en mero suspiro circunstancial, de tal manera que una mayor protesta social en esa entidad podría rebasar la capacidad de resolución del verde Manuel.
El asomo del diazordacismo ya evocado pudo apreciarse también en Michoacán, donde 25 opositores a la reforma educativa fueron detenidos bajo la acusación de atacar con piedras y palos a policías federales que trataban de desalojar una obstrucción vial en el kilómetro 15 de la carretera Zitácuaro-Morelia. Pareciera que a la par del desalojo político en Bucareli se libraron órdenes en otras partes del país para utilizar los métodos que fueran necesarios contra estos opositores.
El presbítero Carlos Franco Méndez Pérez, vicario general de la catedral metropolitana de la ciudad de Oaxaca, fue acusado de violar a un joven el 24 de marzo de este año (Jueves Santo, para más señas) en las instalaciones eclesiásticas. El pasado 15, el religioso fue detenido, pero tres días después fue puesto en libertad por considerar que no había pruebas suficientes en su contra. Ayer dio una rueda de prensa para proclamar su inocencia, pero fue interrumpido por familiares de la víctima, religiosos y feligreses en apoyo de Lenin (así se ha denominado al joven), quienes lo hicieron huir (https://goo.gl/Ky5Ikh ). El cura Méndez Pérez es muy cercano al arzobispo José Luis Chávez Botello, acusado de solapar durante años a un sacerdote que violó cuando menos a 50 niños indígenas.
Y, mientras Peña Nieto, al cumplir 50 años de vida, dijo que él no será feliz mientras México no sea feliz (sin comentarios por parte de esta prudente columna), ¡hasta mañana, con madres de otros desaparecidos en demanda de que también el Estado mexicano atienda sus casos!
Twitter: @julioastillero
Facebook: Julio Astillero

No hay comentarios:

Publicar un comentario