AYOTZINAMA: Una cartografìa de la violencia

#AristeguiEnVivo (Comparte)

miércoles, julio 13, 2016

Sentar a Nuño a dialogar

De La Jornada
Astillero
MAO teje y desteje
Ruta de salida a CNTE
Sentar a Nuño a dialogar
Instrucción a Ochoa: ¡Reza!
Julio Hernández López
Foto
EN BUSCA DE LA VERDAD. Roberto Campa Cifrián, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, al llegar a las instalaciones Centro Agustín Pro, donde se reunió con padres de los 43 alumnos de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa, desaparecidos en Iguala, Guerrero, el 26 de septiembre de 2014Foto Cristina Rodríguez

Es zigzagueante la postura del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong: de día desteje (o aparenta destejer) lo que en la noche decía haber tejido. Luego de una reunión de cuatro horas con representantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Bucareli, el ex gobernador de Hidalgo firmó al final del lunes un documento en el que asentó sin ambages que el mecanismo de solución para la distención (sic) y la creación de una ruta de salida al conflicto magisterial con motivo de la aplicación de la reforma educativa, es la creación de mesas que permita la manifestación de todas las expresiones que confluyen en un tema tan relevante, como lo es la educación.
 
Ante reporteros, para dar cuenta de lo acordado, MAO agregó: Hemos logrado, sin duda, establecer una ruta que nos permita no solamente distensar la problemática, sino también un acuerdo duradero y se dará en estas tres mesas. Es el diálogo el que ha prevalecido, y el encuentro entre las partes el que ha permitido avanzar en un entendimiento para resolver el problema. Y, por si hubiera alguna duda de lo trascendente del momento, lo definió como un día muy importante para el país, pero lo haremos todavía más importante al conducir correctamente las mesas de trabajo con los representantes de los profesores.
Apenas había pasado poco más de 12 horas del importante anuncio en Bucareli, referido a la reforma educativa, con profesores cuyas demandas se centran en la reforma educativa, y ya estaba Osorio Chong deshaciendo o aparentando que deshace su propia urdimbre. Las tales mesas, aseguró en entrevista radiofónica, no están pensadas para echar abajo la reforma educativa: eso no está, no está en el documento que les firmé, no está en la discusión, no está en ningún acuerdo. No es la abrogación (de la reforma educativa) lo que pusimos en la mesa, pusimos el diálogo. Aunque, bueno, sí es pero no es o, mejor dicho, nomás es tantito: Habremos de ver todos los temas que obedecen a diversos planteamientos, que no solamente es la reforma educativa, no sólo es la abrogación, y yo creo que podremos encontrar solución a sus planteamientos.
Por lo pronto, se ha reanudado el diálogo, se ha instalado la primera de tres mesas de trabajo y una de ellas deberá tener al frente al propio secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, hasta ahora absolutamente negado a cualquier forma de relación con los representantes de la CNTE en tanto éstos no se rindieran y aceptaran en sus términos la multimencionada reforma laboral y administrativa, que no realmente educativa. Visualmente será una derrota del engolado funcionario el sentarse, por sí mismo o un representante, a la mesa de discusiones que juraba no podría ni debería instalarse.
Sin embargo, tales avances no están desmontando el activismo de los profesores en varias entidades del país y en la Ciudad de México. Las marchas y manifestaciones continúan, y en algunos lugares se mantienen las medidas de obstruir la circulación en tramos carreteros. Aparte de la escenografía dialoguista en Bucareli, ayuda a bajar la presión el que se hayan tomado medidas como el traslado de dirigentes de la sección 22 de una cárcel en Hermosillo, Sonora, a otra menos rigurosa en Oaxaca.
El gobierno parece necesitado de ganar tiempo y, por tanto, es capaz de establecer mecanismos de trabajo a mediano plazo con la CNTE, aunque su propósito real no sea dar solución de fondo a las demandas. Su ganancia inmediata es que ha diluido el impacto que parecía atroz de lo sucedido en Nochixtlán, transfiriendo la carga criminal a un cauce burocrático que apuesta a la desmemoria y a las concesiones menores. También puede apuntar la Secretaría de Gobernación en sus haberes recientes la demostración pública de una voluntad de diálogo que podrá usar contra los disidentes si las mencionadas mesas acaban en mera simulación. Y entretiene a esos opositores mientras sigue inflando la interlocución con el brazo sindical oficialista, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), activado por requerimientos tácticos de la administración peñista pero también por la inquietud en sus bases respecto de los aspectos de la reforma educativa que afectarían por igual al magisterio en general, sea cual sea su adscripción sindical.
A la hora de cerrar esta columna se había cumplido con el trámite protocolario de declarar electo por el Consejo Político Nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI) al personaje previamente designado para tales efectos por el ocupante de Los Pinos, Enrique Peña Nieto. El procesamiento de las instrucciones giradas por el gran dedo tricolor se realizó conforme a las más clásicas costumbres del dinosaurismo partidista, pero el beneficiario comenzó a deslizar la idea tantas veces repetida de haber llegado al cargo para iniciar una reconstrucción esplendorosa, la confección de un nuevo PRI, con crítica y autocrítica, escuchando a la gente.
No le ayuda a Enrique Ochoa Reza, en sus proclamas renovadoras, la manera absolutamente vertical en que fue impuesto, sin verdadera militancia acreditada ni historial que cause respeto en ese ámbito. La dependencia de la voluntad del ocupante de Los Pinos ha sido manifestada de inmediato con la insistencia discursiva en que Peña Nieto es un activo del PRI, lo que pretende quitarle, a base de labia, la etiqueta de ser un pasivo, un negativo que provocó derrotas electorales recientes. Además, el ex director de la Comisión Federal de Electricidad (donde incumplió la promesa de EPN de que no habría aumento en las tarifas) habrá de sobrellevar la pesada sombra de su antecesor, Manlio Fabio Beltrones Rivera, ausente de la sesión que nombró a Ochoa Reza, aunque éste, en sus primeras palabras, hizo elogio del sonorense (por cierto, la tuitera María López, @queretana70, reveló las palabras de Peña Nieto al nuevo líder del PRI: Ochoa, ¡reza!). ¡Hasta mañana!
Twitter: @julioastillero
Facebook: Julio Astillero

No hay comentarios:

Publicar un comentario