#AristeguiEnVivo (Comparte)

Ayotzinapa. Herida Abierta

domingo, junio 28, 2015

Educación y Salud sólo para Ricos… ¡Todo será Privatizado en México! #ElReportajedeHugoSad

De HugoSad

Para 2030, la totalidad de los servicios de salud estarán subrogados a la iniciativa privada; habrán desaparecido el IMSS, el ISSSTE y la red hospitalaria de Pemex; además, el sector privado controlará la educación, y la cultura se someterá a un “tratado de libre comercio artístico”. Los artículos 3 y 4 constitucionales habrán sido radicalmente modificados; y los sindicatos de los sectores energético, educativo, sanitario y cultural se habrán extinguido. Para lograr los objetivos trazados sería necesaria iniciar una Guerra Social oculta en la “guerra” contra el narcotráfico, conjuntar operativos binacionales para la Seguridad y Prosperidad de América del Norte y la iniciativa Mérida. Desde su gestación el Plan México 2030 vislumbraba la intervención militar estadounidense en territorio mexicano.



Ataque a la educación pública
En el expediente México 2030, Proyecto de Gran Visión, expuesto por la Revista Contralínea en 2010, señala que de conseguir los objetivos trazados los mexicanos tendrán que sufragar elevadas colegiaturas para que sus hijos accedan a la educación básica, media y superior; también, deberán adquirir los libros que éstos empleen desde la primaria ya que  la reforma educativa también plantea desaparecer el libro de texto gratuito: entre las metas transexenales del proyecto está “el no uso de libro único y obligatorio”.
Salud, sólo para ricos
En caso de enfermarse y aun cuando tengan “seguridad social”, solventarán un porcentaje aún no definido de los costos por los servicios “públicos” de salud que reciban, pues éstos habrán sido subrogados a la iniciativa privada. El sistema sanitario y la Secretaría de Salud sólo funcionarán como gestoras de contratos. Para lograrlo, el plan busca modificar el artículo 4 constitucional, las leyes del Trabajo, General de Salud, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), del Instituto para la Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público. Esa reestructuración implica el desmantelamiento de las redes hospitalarias y la subrogación de todos los servicios a favor del empresariado nacional y extranjero. En el sector salud, estos proyectos permiten que la construcción y operación de hospitales “públicos” de alta especialidad sean concesionadas a privados hasta por más de 30 años, a nivel federal y estatal. La industria farmacéutica también verá incrementado su negocio a costa del erario: el cambio a la Ley de Adquisiciones tiene como pretexto “garantizar el suministro y calidad de los medicamentos”.
Sindicatos, golpe inminente
De acuerdo con los planes, se transformarán las “condiciones contractuales y sindicales”. El pretexto es eliminar “los cacicazgos y (las) arraigadas prácticas de organización sindical”, mismas que se identifican en los documentos oficiales del Proyecto de Gran Visión como “intereses creados y corporativismo excesivo”, que tiende a la “corrupción”. La llamada flexibilización laboral es, en realidad, la precarización de las condiciones laborales de los nuevos trabajadores. En la práctica, posibilitará restricciones más severas en las condiciones contractuales. “Flexibilización también significa darle todas las ventajas al capital para que pueda emplear cuando quiera, en las condiciones que quiera, sin adquirir responsabilidades con el trabajador, sin tener que dar seguro social ni garantía de planta con un año de antigüedad”.
Biósfera, Minería, Energía y el Agua  privatizados
En el Proyecto de Gran Visión, México 2030, se estipula que las Reservas de la biósfera deberán estar en manos de la iniciativa privada nacional y extranjera. En cuestión de Minería ya van muy avanzados en la entrega absoluta a empresas extranjeras, cerca de 300 empresas con capital extranjero operan ya en 26 estados de la república mexicana. Se puntualiza que en 2030 Pemex y la CFE deberán estar completamente en manos de la iniciativa privada, teniendo el control total de yacimientos de petróleo y gas, así como de las plantas generadoras de energía. El agua deberá estar privatizada en las 33 regiones hidrológicas y los principales ríos del país, concesionar la infraestructura hidráulica a particulares.
Catorce documentos – forman parte del expediente México 2030, Proyecto de Gran Visión– revelan los planes del gobierno federal para privatizar los sectores estratégicos y los bienes de la nación. Energía, agua, zonas de reserva de la biósfera, salud, ciencia y tecnología quedarán en manos de la iniciativa privada; además, se legalizará el lobbyng para que las empresas nacionales y extranjeras hagan prevalecer sus intereses en el Congreso de la Unión. El proyecto de nación de Felipe Calderón Hinojosa fue ideado antes del 1 de diciembre de 2006 por altos ejecutivos de trasnacionales, empresarios, políticos del PRI y del PAN y académicos afines.

No hay comentarios:

Publicar un comentario